Manual de injertos en frutales PDF.

Injerto de árboles frutales.

El injerto de árboles frutales se utiliza como método de multiplicación y reproducción en una gran variedad de plantas y árboles, y es muy eficaz en este tipo de árboles. En general, el procedimiento de injerto se basa en cortar la rama e implantarla en otro ejemplar. Sin embargo, en realidad este procedimiento es algo mucho más complejo y hay diversas técnicas para que el injerto tenga éxito y el árbol frutal siga creciendo y dando frutos.

Si deseas saber como injertar los árboles frutales, al finalizar el presente artículo hay un completo manual sobre injertos en árboles frutales, en el que podrás aprender a injertar por pasos.

¿Qué es el injerto en jardinería?

En primer lugar, para hablar de las técnicas de injerto en frutales, es imprescindible conocer el porqué de este proceso y su finalidad. Como habíamos dicho, el injerto se emplea como un método de multiplicación y la reproducción de un árbol. En oportunidad, definiremos un injerto como un pedazo o una parte de la yema o del tronco de un árbol que uniremos a un portainjerto (que es la planta que va a recibir el injerto) para producir hojas, flores, frutos y tallos. El injerto no siempre se realiza con fines comerciales para obtener frutos más grandes, plantas más fuertes o incluso variedades autopolinizantes.

Antes de injertar, es importante que se conozca la compatibilidad entre los diferentes árboles frutales para incrementar la probabilidades de que el injerto evolucione bien. En otras palabras, no se puede injertar cualquier rama en cualquier frutal que se desee. Se recomienda injertar árboles de la misma especie, por ejemplo, una variedad de naranjo en otro naranjo. Es aconsejable elegir un portainjerto que sea lo más resistente posible a las enfermedades y que crezca bien en el suelo en el que se va a plantar.

Hoy en día, existen diferentes tipos y técnicas de injerto, como el de yema, el de injerto o el de «acercamiento», pero el más utilizado es el de doble división o de corona. La técnica

depende del objetivo que se quiera conseguir con el injerto y del momento. Por ejemplo, los trasplantes de yemas suelen hacerse en primavera. También es posible realizar varios injertos en el mismo tronco o portainjerto.

Por ejemplo, la gran mayoría de los árboles de fruta se obtienen injertando yemas de la variedad que se desea en un patrón cultivado. Si se observa con atención, se puede ver un pequeño bulto o doblez donde se ha injertado la yema. En otros términos, la mayor parte de los árboles frutales son en verdad las raíces de alguna especie de árbol y el tronco o las yemas de alguna otra. Hay variedades que no necesitan ser injertadas, como los olivos o los higos. En cambio, las rosas que adquirimos están normalmente injertadas y también lo están muchas plantas ornamentales, como la mimosa o el ciprés.

Pasos para injertar árboles frutales

Los procedimientos fundamentales para el injerto de un árbol frutal son los siguientes:

  • Cortar la rama del árbol que se va a injertar cuando empieza a desarrollar sus primeras yemas. Hágalo en un ángulo de unos 45 grados.
  • Una dos ramas cortadas con cinta eléctrica o cinta de injertar. La unión debe ser fuerte, pero no tanto como para cortar la circulación de las ramas.
  • Cúbrelo con una bolsita de papel u otros materiales que lo protejan de la lluvia, la radiación solar excesiva o los bichos.
  • Espera 3-4 semanas para que las ramas crezcan juntas.
  • Una vez que veas que las ramas se han desarrollado bien y suficientemente, es el momento de quitar la bolsa de papel, las gomas y la cinta de injerto, para que las ramas se desarrollen por sí mismas a lo largo del tiempo. Descargar Manual

About a2cfo

Check Also

GUIA FACIL PARA EL DISEÑO DE INVERNADEROS – PDF

Descargue gratuitamente el PDF del Manual práctico de diseño de invernaderos. El manual que se …

One comment

  1. Gracias estuve en busca de este artículo me gusta espero recibir más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.